Owen Pell

Owen Pell es socio de White and Case LLP en la ciudad Nueva York, una gran firma de Derecho Internacional . Su campo de práctica incluye litigación compleja comercial, litigación de seguridades, litigación de soberanos extranjeros y otras entidades estatales, y litigación de asuntos de ley internacional pública, incluyendo asuntos relacionados al genocidio y atrocidades masivas que pueden presentarse en litigación estadounidense. En 2000, el Sr. Pell participó en las negociaciones entre los EEUU y Francia para resolver demandas del banco relacionadas con el Holocausto. Más recientemente, completó un caso para la República de Perú que resultó en un acuerdo de Universidad Yale para devolver a Perú artefactos de Machu Picchu.

El Sr. Pell ha formulado una propuesta para una aclaración de título y resolución de disputas para reconocer demandas relacionadas a obras de arte robados a individuos durante el Holocausto. En 2003, el Parlamento Europeo adoptó abrumadoramente una resolución para apoyar más investigaciones de esta propuesta. El Sr. Pell fue el único abogado privado invitado a hacer parte de la delegación estadounidense en la Conferencia de Praga sobre bienes de la época Holocausto en junio de 2009, la cual culminó con la firma de la Declaración Terezin. Recientemente, ha estado aconsejando al gobierno estadounidense en asuntos sobre arte robado durante el Holocausto en Alemania.

Sr. Pell ha publicado mucho sobre arte robado del Holocausto y demandas de reparación , incluyendolo en el DePaul-LCA Journal of Art and Entertainment Law y en los documentos de la Corte Permanente de Arbitración Internacional. Su artículo, “Historical Reparation Claims: The Defense Perspective,” se presentaba en el libro, Holocaust Restitution: Perspectives on the Litigation and Its Legacy (NYU Press 2005). Ha también hablado a un evento de TEDx a la Universidad de Binghamton sobre “Diplomacia 2.0” y cómo el carácter de la categoría de estado sigue cambiando en el siglo XXI está afectando la manera como los asuntos de derechos humanos están siendo reconocidos por los estados, empresas internacionales y organizaciones no gubernamentales.

Según el Sr. Pell, él se dedica al trabajo de AIPR porque su práctica legal les expuso al mismo “los procesos que siguen permitiendo que el genocidio ocurra por todo el mundo, y debido a que la ley, por sí misma, no puede prevenir el genocidio y ni las atrocidades masivas, destacando la necesidad de otros enfoques para interrumpir los ciclos que llevan al genocidio.”

Al Sr. Pell le interesa particularmente encontrar maneras de integrar empresas internacionales en el trabajo de AIPR. Según el Sr. Pell, esta intersección es crucial porque “las empresas están bastante involucradas en la formación de las sociedades en las que operan , y en las circunstancias de derechos humanos cotidianos de sus empleados, clientes y consumidores – especialmente en estados frágiles en riesgo de genocidio y atrocidades masivas.”