Programa de Políticas Educativas Warren

Desde 2016, el Programa de Políticas Educativas Warren – Celebrando la vida de la sobreviviente del Holocausto Naomi Kaplan Warren (WEPP, por sus siglas en inglés) del Instituto Auschwitz trabaja para desarrollar conocimiento, experiencia y capacidad para integrar políticas y programas educativos dirigidos a niños/as y jóvenes de forma efectiva dentro de las estrategias gubernamentales para la prevención del genocidio y atrocidades masivas.

Desde el 1 de septiembre de 2020, el Programa de Políticas Educativas tomó el nombre de Naomi Kaplan Warren (1920-2016) en honor a su inspiradora experiencia vital. Nacida en el Este de Polonia en 1920, la Sra. Kaplan Warren sobrevivió a tres campos de concentración, Auschwitz-Birkenau, Ravensbrück y Bergen-Belsen, durante el Holocausto. Reasentada en Houston, Texas tras la guerra, después de retirarse de una fructífera carrera en 2002, la Sra. Kaplan Warren dedicó los últimos años su vida a compartir su historia y las lecciones del Holocausto con cientos de profesores/as, transformando su historia de persistencia, generosidad y esperanza en una inspiración para las generaciones venideras.

Educación y Prevención

Si bien la prevención de atrocidades masivas es un proceso complejo, hay un amplio consenso entorno a la idea de que las medidas de prevención más eficaces son aquellas que se producen en etapas muy anteriores a la posibilidad de irrupción de la violencia, así como sobre la necesidad de invertir esfuerzos en políticas de prevención estructural. Entre este tipo de medidas, la educación constituye una de las esferas de intervención más importantes para la prevención de atrocidades.

Al discutir sobre las medidas específicas que están a disposición de los Estados para prevenir crímenes atroces, el informe de 2013 del Secretario General de las Naciones Unidas, sobre La responsabilidad de proteger: responsabilidad del Estado y prevención, sostiene: “La educación puede promover la tolerancia y la comprensión del valor de la diversidad. El cambio del comportamiento, las actitudes y las percepciones de los jóvenes puede contribuir a crear una sociedad resiliente a los crímenes atroces.”

Enfoque del programa

Desde una perspectiva de prevención a largo plazo o “corriente arriba”, el Programa de Políticas Educativas Warren contribuye a la misión del Instituto Auschwitz colaborando directamente con una diversidad actores educativos, tanto del sector público como de la sociedad civil, con el objetivo de desarrollar proyectos que contribuyan a educar a las generaciones más jóvenes sobre la importancia de combatir los prejuicios, el odio y la discriminación, como forma de prevenir el genocidio y las atrocidades masivas.

En El Salvador, tras una colaboración de dos años con la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, (PDDH) y el Ministerio de Educación (MINED), en 2018, AIPG publicó un kit de materiales educativos titulado Ciudadanía, memoria y cultura de paz en El Salvador: Caja de herramientas para docentes y educadores, pensado para promover debates sobre ciudadanía democrática, memoria histórica y cultura de paz en las escuelas y otros espacios educativos en el país.

En Brasil, AIPG lleva varios años implementando el proyecto Ciudadanía y Democracia desde la Escuela con el objetivo de fortalecer la capacidad de los docentes en el sistema de educación pública para promover la tolerancia, la participación constructiva y el ejercicio de la ciudadanía democrática entre los/las jóvenes brasileños. Desarrollado en colaboración con la con la Procuraduría Federal de los Derechos del Ciudadano (Procuraduria Federal dos Direitos do Cidadão, MPF) y la Secretaría Nacional de Protección Global (Secretaria Nacional de Proteção Global, MMFDH), la fase de planificación del proyecto comenzó a finales de 2016 con un proceso de consulta que contó con la participación de cerca de 100 personas entre representantes de la sociedad civil, funcionarios/As públicos, educadores/as y estudiantes. Hasta octubre de 2020, el proyecto ha contado con la participación de 160 profesores y más de 3,5000 estudiantes y está presente en cinco estados brasileños.

Igualmente, desde 2019, AIPG viene trabajando con la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Educación de Paraguay para crear una serie de materiales y estrategias educativas para avanzar en la implementación de una ley sobre “Educar para recordar”, aprobada por el Parlamento en 2018, que la legislación obliga a todas las escuelas primarias y secundarias del país a enseñar el Holocausto y otros genocidios como un medio para prevenir futuras atrocidades.

Snow
Forest
Mountains

Más allá de los resultados de estos proyectos, la experiencia acumulada a lo largo de los cinco años de existencia del programa ha sido fundamental para el desarrollo de una metodología de trabajo que se basa en la premisa de que las iniciativas educativas con finalidad preventiva deben ser promovidoa y desarrolladas desde la esfera local, por actores locales. Con este fin, el WEPP dedica gran parte de sus esfuerzos a establecer relaciones con una diversidad de actores, incluyendo formuladores de políticas publicas, profesionales educativos e investigadores que trabajan con agendas educativas similares, tales como la Educación en Derechos Humanos y Ciudadanía Democrática, la Educación para la Paz, la Educación sobre el Holocausto y la Educación para la Memoria. Ya sea mediante la cooperación directa o a través de la participación en redes multilaterales, foros de discusión o proyectos colaborativos, AIPG busca fomentar el intercambio de conocimiento y experiencias sobre las formas más efectivas en las que la educación puede contribuir al logro de objetivos específicos de prevención, así como a desarrollar propuestas de colaboración con organizaciones que trabajan por objetivos similares.

Para más información sobre el trabajo del Programa de Políticas Educativas Warren, por favor póngase en contacto con la directora del programa, la Dra. Clara Ramírez-Barat.

Acerca de Naomi Kaplan Warren

Foto: Hannah Neal

Naomi Kaplan Warren nació el 1 de septiembre de 1920 en el Este Polonia, en el seno de una numerosa familia de origen judío, muy unida y culta. Naomi estaba preparándose para comenzar sus estudios en una universidad e Inglaterra cuando Polonia fue invadida por Alemania en septiembre de 1939. Después de tres años de guerra, Naomi fue deportada a Auschwitz-Birkenau, en enero de 1943, junto con su esposo, Alexander Rosembaum, y su madre, Chasia Salman Kaplan. Después de sobrevivir a otros dos campos de concentración, Ravensbrück y Bergen-Belsen, Naomi fue liberada en abril de 1945.

En 1946, Naomi se mudó a Estados Unidos con la ayuda de su tío, William Salman, y su hermana, Elizabeth Brandon. Tres años después, Naomi conoció a Martin Warren, con quien se casó y construyó una empresa de importación de gran éxito. En 1960, Martin enfermó y falleció. Naomi decidió entonces hacerse cargo del negocio familiar mientras criaba a sus tres hijos: Helen, Geri y Benjamin.

En su 80 cumpleaños, su familia creó el Programa de Estudios Warren para futuros profesores/as en colaboración con el Museo del Holocausto de Houston. Después de retirarse de una exitosa carrera profesional, en 2002, y hasta su fallecimiento en 2016, Naomi dedicó todas sus energías a compartir su historia y lecciones sobre el Holocausto con cientos de docentes de Estados Unidos. Su compromiso genuino con la educación y la prevención del genocidio han convertido su historia de perseverancia, generosidad y esperanza en una inspiración para las generaciones futuras.